Consejos a la hora de montar tu propia web o tienda virtual

Este post es el resultado de multitud de experiencias como programador que he tenido a la hora de programar y diseñar ya sean webs corporativas, aplicaciones webs o tiendas virtuales.

Me he cruzado con todo tipo de clientes y puedo afirmar que existen unas normas básicas que cuando son incumplidas por alguna de las partes (cliente – diseñador / programador) surgen problemas que o bien merman la calidad o bien incrementan el tiempo y por lo tanto el coste del producto final. Son normas de sentido común, pero que seguramente por comodidad o por negar lo que es evidente no se llegan a hacer.

Las he resumido en la siguiente lista:

1. DEFINIR LOS OBJETIVOS / CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Para evitar contratiempos y derivaciones de presupuesto es de vital importancia dejar todo atado antes de empezar a programar / diseñar. Es de gran ayuda tener definidos los wireframes y las especificaciones y objetivos de cada apartado.

¿Te imaginas ir a un mecánico después de haberle pedido que te cambie las ruedas de tu coche y le dices que además de la ruedas tiene que darle un toque de pintura y que vas a pagarle lo mismo? ¿A que la situación es surrealista?

La solución por muy aburrida que sea es dejar constancia de que hace exactamente cada elemento del producto. Es necesario. Como clientes ahorraremos en sorpresas y como desarrolladores en control del presupuesto.


2. CONFIAR EN LOS PROFESIONALES

A los diseñadores / programadores se nos cuestiona nuestro trabajo continuamente (más a los diseñadores ya que su trabajo es visual). Hay que tener en cuenta que, por lo general, se contrata a un profesional que normalmente sabe mejor que el cliente como comunicar un diseño o usar una aplicación.

Como cliente está bien dar pinceladas y apuntar notas para que el desarrollo vaya encaminado a lo que se quiere, pero es contraproducente rectificar diseños y alterar comportamientos de programación cuando los profesionales que has contratado te desaconsejan hacerlo.

Esto puede intoxicar la relación entre ambos. Y es completamente innecesario ya que cuando mejor salen las cosas es cuando hay mutuo acuerdo y no una obligación. Así que un poco de confianza no viene mal. Nadie quiere destrozar tu idea, los desarrolladores buscan lo mejor para todos. ¿Por qué algunos se empeñan en ver las opiniones de un desarrollador como algo malo si lo único que se pretende es mejorar el producto lo máximo posible? Motivación, reputación, profesionalidad, …


3. PLATAFORMAS DE DESARROLLO

A la hora de producir una web o tienda virtual existen dos caminos. Partir de 0 con programación y diseño a medida o escoger alguna de las plataformas o CMS que existen.

La primera opción, evidentemente, tiene un tiempo de desarrollo y por lo tanto un coste superior. Pero como pro, no tiene las limitaciones que tiene la segunda opción. Y ahí es dónde voy.

Está muy bien elegir el segundo camino porque el presupuesto es reducido o el proyecto es urgente, pero hay que tener claro que existen ciertas funcionalidades que a priori no se pueden realizar en según que CMS o plataformas, y si se pudieran elevarían el coste a niveles incluso superiores que habiendo hecho exactamente lo mismo con la primera opción. Esto es así, porque para poder programar o diseñar esas funcionalidades hace falta modificar el núcleo o plugins instalados de los CMS o plataformas, lo cual implica un conocimiento bastante especializado que, por supuesto, se tiene que pagar.

En definitiva, si se elige un desarrollo por CMS o plataformas hay que tener claro hasta dónde podemos llegar y no buscar cabezas de turco cuando surjan derivaciones extremadamente altas en el presupuesto para según que cambios. Aquí es donde entra en acción otra vez el punto 1. ¡Déjalo todo bien atado antes de empezar y prevé modificaciones!


4. POSICIONAMIENTO – SEO

Alguna gente se piensa que con solo hacer una página web por arte de magia aparece en los primeros resultados de Google. Imaginemos la siguiente situación: un casillero de más de 500 millones de casillas y una de las casillas es tu web. ¿Cómo puedes esperar o pretender que una persona normal encuentre la casilla sin tu haberle dicho antes dónde está?
El posicionamiento natural de las webs lo realizan los robots (crawlers) de los grandes como Google. En base al contenido que encuentren en tu página la posicionaran mejor para determinadas búsquedas. Pero si ese contenido es escaso y además no es acertado a muy duras penas se escalaran posiciones.

A nivel de programación se puede preparar una web para que el contenido sea mejor interpretado por los crawlers, pero no es suficiente. El contenido tiene que ser adecuado y amplio. En este punto es importante que el cliente proporcione toda la información que tenga a su disposición y lo contraste con un equipo de comunicación o directamente con un experto SEO para que se pueda redactar el texto que aparecerá en la web de forma óptima.

Es importante buscar un equilibrio entre las modificaciones que se deban hacer por motivos de SEO y el aspecto visual de una web. Muchas veces he presentado una web impecable visualmente y posteriormente ha quedado destrozada por modificaciones en los titulares, texto redundante, etc. No olvidéis que una buena imagen lo es todo una vez has atraído a un posible cliente a tu web. No sirve de nada juntar clientes y que luego huyan despavoridos cuando vean el monstruo que has engendrado.


5. PRECIO / PRESUPUESTO

Es extremadamente ofensivo cuando se pide un presupuesto y se intenta regatear o menospreciar el trabajo que se va a realizar. Por ejemplo, yo como programador nunca he cuestionado y pedido justificaciones a un cliente sobre lo que cuesta hacer su trabajo, sin embargo sí que he tenido casos en los que tengo que explicar técnicamente cómo voy a tener programar ciertas funcionalidades.

Es absurdo. La mayoría de veces no entienden la explicación (lo cual es normal) y tengo la sensación que aflora un sentimiento de desconfianza. Así que el consejo es que al igual que debes confiar en el profesional que contratas, ten un poco de respeto por su trabajo.


6. SIMPLIFICA

Hay que bajarse de las nubes e ir paso a paso a la hora de desarrollar. Como cliente intenta sacar la esencia de la idea y busca desarrolladores. No añadas más de lo esencial, no ensucies el producto. Cuanto más simple y bien haga lo que ha de hacer más a gusto estarán los usuarios. A la gente no le gusta lo complicado, no le importa que a ti te haga mucha ilusión, tienen sus propias preocupaciones y quieren algo que comunique lo justo sin adornos.

Como programador o diseñador, cíñete a lo que pide el cliente. Consulta antes de tomar iniciativas. No somos mercenarios a sueldo está claro, pero tampoco somos artistas.



Creo que éstos serían los puntos más críticos para mejorar la relación cliente-desarrollador y para que el producto final, que es lo que queremos todos, sea lo mejor posible. Obviamente no hay que tomárselos al pie de la letra pero si tenerlos en cuenta. Para terminar este wall-of-text os dejo un video para reflexionar y echar unas risas:



Etiquedado como

4 respuestas a Consejos a la hora de montar tu propia web o tienda virtual

  1. Ricard Sanz

    Totalmente de acuerdo!! el video brutal!!

  2. Pues sí Ricard, parece una parodia cuando lo ves en la vida real en cualquier otro negocio. Me gustaría saber como llevarían la situación si fuera cierto, tal como pasa en nuestro gremio.

  3. Juan Guillermo Mosquera Quijano

    Ako: eres muy generoso al publicar este contenido resultado de tanto esfuerzo. Me ha resultado muy útil. Que suerte que no formes parte de aquellos que prefieren “esconder” información. Éxitos, salud y pezetas!!! JGMosquera

  4. Gracias Juan G. Me gustaría escribir más a menudo, pero estoy en esos meses que apenas puedo respirar a causa del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.